Pese a la pandemia, el Nivel Superior mantuvo su tasa de egreso

La Coordinación de Educación Superior participó del Congreso Internacional NEXUM 3.0, Educación y Virtualidad. Organizado por IEEE CIS, el Museo Histórico Sarmiento y la Sociedad Científica Argentina, se desarrollaron una serie de charlas y debates entre universidades y organismos de educación de América Latina para poner en foco la experiencia educativa en pandemia y cómo las tecnologías están permitiendo cierta “normalidad” en la escolaridad, explorando las nuevas posibilidades y las experiencias obtenidas.

Desde Mendoza, el eje de la charla dictada por la Coordinadora General de Educación Superior, la Lic. Emma Cunietti, estuvo puesto en la Gestión educativa en tiempos de pandemia y los resultados obtenidos en el año 2020.

“Lo interesante es que la tasa de egreso del Nivel Superior quedó prácticamente igual que antes de que comience la pandemia. Así como en todo el país bajó, nosotros pudimos mantenerla. En formación docente fueron 7 estudiantes menos que en el 2019 y en formación técnica 94, lo que se explica porque no pudieron realizar sus prácticas el año pasado, algo que en 2021 cambió, gracias a lo cual muchos ya se están recibiendo”, destacó la Lic. Emma Cunietti.

Los egresados marzo2019-febrero2020 fueron 1.251 en formación docente y 1.308 en formación técnica.
En tanto los estudiantes recibidos en marzo2020-febrero2021 en formación docente fueron 1.244 y en formación técnica 1.214. 

“Es muy satisfactorio haber conservado la tasa de egresados con respecto al año anterior, esto fue lo que más impactó en la charla”, explicó Cunietti, destacando los resultados en comparación con otros niveles.

El análisis de la experiencia en Mendoza se basó en la gestión implementada en pandemia desde la CGES y la DGE, promoviendo la virtualidad y la calidad de formación docente, acompañando las trayectorias estudiantiles e incorporando la enseñanza virtual como objeto de formación en los profesorados.

Cómo se enfrentó el nuevo contexto educativo

Ante un nuevo escenario, marcado por la no presencialidad en el Nivel Superior, desde la Coordinación General de Educación Superior se trabajó en la construcción de un Plan institucional de emergencia. El marco normativo estuvo dado por un conjunto de Resoluciones de la DGE que supieron regular y apoyar las transformaciones que la nueva situación requería.

Para hacer frente a este contexto se implementaron diversas estrategias de seguimiento y acompañamiento abordando cuatro dimensiones: tecnológica, docente, técnico pedagógica y alumnos.

Tecnológica | Se apuntó a garantizar la conectividad de los estudiantes, promoviendo una plataforma jurisdiccional con paquetes liberados, implementando puntos de conectividad institucional y habilitando 11.000 aulas virtuales en la plataforma INFoD. Dentro del Sistema GEM se realizó el registro nominal y seguimiento académico de 560.000 alumnos y se liberó la plataforma educativa para su uso sin necesidad de conexión.

Docente | Se implementó un plan de formación virtual en el que participaron 25.000 educadores y se realizaron 9.000 horas reloj de capacitaciones. También se inauguró el Aula S.O.S Tic, una propuesta integral para promover el aprendizaje de todos los involucrados en el sistema educativo, con recursos (videos, tutoriales, preguntas frecuentes) para guiar y organizar el trabajo en la virtualidad.

Técnico-pedagógica | Se trabajó en un modelo institucional que sirva de soporte a la no presencialidad, readecuando los lineamientos curriculares a una nueva modalidad de estudio y enseñanza, marcada por la situación pandémica, produciendo y proveyendo materiales para el trabajo en las aulas virtuales y para las evaluaciones mediadas por TICs.

Alumnos | Recibieron acompañamiento en sus trayectorias y las evaluaciones mediadas por TICs permitieron mantener en más de un 90% el nivel de egreso (comparado con ciclos anteriores).

Recalculando: qué nos deja esta pandemia en materia educativa

Producto de los desafíos que nos impuso la pandemia en torno a la formación docente y al funcionamiento de las instituciones educativas del Nivel Superior, hay cambios que llegaron para quedarse y experiencias que se suman para potenciar el sistema educativo.

  • Los futuros entornos formativos se apoyarán en las TICs y el aprendizaje se realizará en entornos mixtos, a través de la presencialidad virtual y física.
  • Las nuevas formas de enseñar tenderán a la construcción colectiva del aprendizaje, superando la explicación lineal de contenidos para dar lugar a un proceso en el que el estudiante se convierta en protagonista de su recorrido.
  • Las formas de evaluación también cambian, demostrándonos que lo más importante no es el resultado final, sino garantizar el derecho a aprender.
  • Motivar a los estudiantes y promover su bienestar dentro de las instituciones promueve una trayectoria exitosa.
  • La virtualidad vino para quedarse y favorecer un mejor uso del tiempo, es fundamental humanizar la tecnología e incorporarla en la enseñanza.
  • La sinergia entre todos los eslabones del sistema educativo es la base para que sigamos creciendo juntos, como sociedad y como instituciones educativas.